El agua pulverizada no es algo de lo que se hable mucho, pero es realmente útil en casos bastante particulares como los incendios o llamaradas repentinas que ocurran en algún lugar, por lo que hoy queremos explicarte un poco cómo funciona.

También se le conoce como agua nebulizada, básicamente se habla de la nebulización del agua y permite un mayor proceso de enfriamiento del que pudiese tener el agua en su estado líquido o gaseoso.

¿Qué es el agua en estado pulverizado?

Para que el agua esté en este estado, se realiza un largo proceso de transformación molecular y se almacena a presión en los extintores y recipientes en los que se comercialice o venda.

Los sistemas que trabajan con agua pulverizada son muy favorables para las zonas en las que hay productos químicos que pueden llegar a altas temperaturas o producir explosiones muy delicadas. Se les conoce como métodos de sofocación y enfriamiento y trabajan a presiones de entre 3 y 10 bares.

Al utilizar agua pulverizada, usted tiene amplias ventajas como una activación rápida, eficacia contra los incendios, evita problemas al utilizar productos tóxicos y mantiene la zona sofocada rápidamente.

Sin embargo, al momento de utilizar el sistema de agua nebulizada en una empresa o fábrica, debe revisar la reacción, ya que no todos los productos tienen una reacción favorable con el agua.

¿Cómo funcionan los extintores con agua pulverizada?

En el caso de los extintores, estos tienen una boquilla que se activa rápidamente apenas se elimina el seguro de salida del agua y se encarga de descargar el contenido lo más rápido que se pueda en las zonas para enfriarla y sofocar las llamas.

En los sistemas de extinción de incendios de este tipo, usted puede aplicarlos de forma adecuada en llamas muy profundas, no hay productos que luego se descompongan y no perjudica el medio ambiente a diferencia de otros químicos.

Si usted requiere de alguna solución en agua pulverizada para su empresa, consulte con nosotros en Eberlein, tenemos las mejores opciones para usted.